martes, 3 de junio de 2008

Toro en su rodeo y toraso en rodeo ajeno

Un equipo, un pueblo, un sentimiento.

Desde su regreso a la competencia oficial en 1987 , el Club E. Avellaneda fue protagonista de los torneos que le tocó participar. Así es como obtuvo el Titulo de Primera D de 1988, alcanzó las semifinales de Primera C en 1989, 1990 y 1991. En 1992 no se disputó el Torneo de Primera C. Hasta que obtiene el ansiado ascenso a la B en 1993, categoría que se mantiene hasta su deserción por cuestiones económicas en 1996.

Ya habrá tiempo para hablar del Titulo de 1993 , hoy nos detendremos en un hecho Histórico.

Año 1992 - Copa del Tucumán



En el verano de 1992, la Liga Tucumana decidió organizar un Torneo que agrupe a todos los equipos de la Liga, desde la Categoría A hasta la categoría D, en ese entonces El Celeste de Los Ralos , participaba en el Divisional C. El certamen se disputo a simple eliminación, cada cruce deja un equipo hacia la siguiente fase.

Eudoro Avellaneda tendría su debut ante el Atlético Concepción de Banda del Río Salí (Primera A), nada menos y nada mas, un viejo clásico de las épocas de la Liga Cultural. Cuando nadie imaginaba, el "celeste" mostrando un gran fútbol y la garra tradicional de su estirpe doblegó en condición de visitante a los "leones" de La Banda en su mismisimo estadio por 3 a 2. Este gran equipo quedaba afuera en la primer seria del Torneo para tristeza de su gente. Eudoro fue acompañado por una multitud al estadio José M. Páz . Así pasó este escollo inimaginable y clasificó a la siguiente fase, en la misma el rival fue Tucumán Central (Primera B) a quien el Eudoro aplastó por un contundente 3 a 0. Gran algarabía en las tribunas por el pase a los octavos de final. El próximo seria un clásico aun mas intenso: San Antonio de Ranchillos (Primera B).

Por los Octavos de final, en el primer partido se jugó en Ranchillos ante una gran cantidad de público, los raleños coparon las gradas de la visitante. El primer juego fue para el local , el "rojo" de Ranchillos se llevó el triunfo por 2 a 1. San Antonio tuvo un planteo muy mezquino, mientras que nuestro celeste contó con las mejores situaciones y no pudo empatar, aun se recuerda el estruendo del ultimo tiro en el travesaño cuando el partido se moría... aun en la derrota los hinchas se fueron ilusionados.

La revancha, siete días después, en Los Ralos se produjo una demostración de fútbol y pasión. La gente colmó las instalaciones y el equipo demostró que la categoría (uno era de la C y otro B) era lo de menos. Apenas fue un 2 a 0 a favor de nuestro "celeste" porque el equipo borró al "rojo" de la cancha. La alegría fue inmensa en todo el pueblo, se le ganaba un clásico al viejo rival como en los tiempos lejanos, como en los años dorados, como siempre...

Abrochada la clasificación, la ilusión era tremenda en todo el pueblo. El próximo rival seria San Fernando de Leales (primera B) por los cuartos de final , ya nuestro Eudoro había hecho mucho estaba entre los 8 mejores de Tucumán .
En primer partido se jugó en Los Ralos, otra vez una muchedumbre, San Fernando trajo su gente también. Pero el "glorioso celeste " vence en un cómodo 3 a 1 y viaja tranquilo a la revancha. En Leales, cae derrotado por 1 a 0 pero esto le alcanza para asegurar un lugar en las semifinales!!

Por cuestiones organizativas y de tiempo, las Semifinales se jugaron a un solo partido . El rival de las semifinales seria Sportivo Guzmán, el sorteo no favoreció a nuestro querido Eudoro y debió visitar al juliano en su estadio . Una multitud partió desde Los Ralos y copó el famoso pianito (tribuna visitante) de Sportivo donde ubican a los visitantes. En la cancha el match fue tremendamente parejo a pesar de que uno era de la A y otro de la C, mas si se tiene en cuenta que no había revanchas. En el césped hubo 11 guapos, quienes además jugaron al fútbol. Lastima que todos recuerden la pésima actuación del árbitro quien favoreció descaradamente al local. Parece que la dirigencia no quería en la Final a un equipo de la C. Al final, el triunfo polémico correspondió a Sportivo por un cerrado 2 a 1 . Curiosamente este Sportivo Guzmán ganaría la Copa de Tucuman, y posteriormente el Torneo Anual de la Liga Tucumana. Lo que habla de la grandeza de nuestro celeste que sucumbió ante un gran rival y con alguna ayuda extra. Lo Histórico de esta Copa fue que un equipo de la C, dejó en el camino a varios rivales de categorías superiores y mereció mejor suerte. Quizás el tiempo daría la razón, y el tiempo no se hizo esperar pues este mismo plantel y este mismo grupo humano ; con esa misma hinchada lograría el Ascenso, el Titulo de Primera C en escasos meses siguientes.

Los Ralos siempre fue tierra de gente audaz, de gente sana, de que lucha y cada gota de sufrir le cuesta... de allí la alegría por cada triunfo de su hijo preferido: el "glorioso celeste ", el Club Eudoro Avellaneda.

(Por Charly Bonora)

No hay comentarios: